cinco advertencias Divinas

CINCO ADVERTENCIAS DIVINAS

“¿Puede el etíope cambiar de piel, o el leopardo quitarse sus manchas? ¡Pues tampoco ustedes pueden hacer el bien, acostumbrados como están a hacer el mal!” (Jeremías 13: 23NVI)

Un mensaje visualizado, con efectos especiales, sonidos, olores y hasta palpable; pega, llega y es recordado por nuestra memoria por largo tiempo, que aquel sermón oral y sin ilustración.
El profeta tenía que dar lecciones simbólicas, objetivas para que el pueblo recuerde la lección. Aquí hay un cinturón de lino ajustado a la cintura, que se pudrió, y ya no sirve, así el pueblo al no obedecer a Dios, ya no sirve para nada.
Hay cántaros rotos y cinco advertencias.
Guthrie dice,
primera advertencia: Este orgullo se verá humillado por el exilio babilónico, tal como el atavío será echado a perder por el Eufrates.
La segunda advertencia: El pueblo miró complaciente, buscaba alegría, prosperidad simbolizadas por la jarra llena de vino. Así como el vino y bebida fuerte confunde, así será el juicio divino.
Tercera advertencia: Los peligros del orgullo “montes de oscuridad” se refiere a viajeros sorprendidos por la noche.
Cuarta advertencia: la autosatisfacción de la caída del pueblo.
La quinta advertencia: los pecados persistentes.
Un negro no puede mudar su piel, note que la Biblia no es racista, solamente ilustra una realidad. Tampoco un leopardo puede quitarse sus manchas, igual el pecador no puede expulsar el pecado. Solamente cuando se arrepiente, el Señor lo limpia de todo mal.
Es vital que aprendamos la lección. Dejemos nuestro orgullo, nuestra complacencia en la vida cristiana. Abandonemos la idolatría de ser esclavos del trabajo, o adorar a una persona, o de placeres. Cuidado con los pecados persistentes, es mejor buscar el perdón en el Señor.

Deje su orgullo y sirva al Señor. Ore y apoye este Ministerio, para seguir transformando vidas en el poder de Cristo.

REFLEXIÓN:

Al igual que Dios le preguntó a Jerusalén ¿Hasta cuando seguirás en tu impureza? Pregúntese: ¿Ya es hora de dejar el pecado y seguir a Dios con fidelidad?.
Share:
spacer

No hay comentarios: