¿Estas hastiado de la Vida?

¿ESTAS HASTIADO DE LA VIDA?

“¡Mi alma está hastiada de mi vida! Voy a dar libre curso a mi queja, hablaré con amargura de mi alma” (Job 10: 1)

El hastío tiene que ver con la repugnancia o disgusto y el tedio por todo. Nuestra generación sufre del hastío de la vida, especialmente cuando vienen los sufrimientos.
Job ahora, ante las acusaciones de sus amigos, no soporta tremenda crisis física y emocional; pues, enfermo, solitario y con gente que lo acusaba de haber pecado, no pudo tolerar eso y se queja contra Dios, con amargura de su alma.

Si bien es compresible la actitud y expresiones de Job, no justifica que se queje contra el Creador y vierta su amargura, cuál veneno letal y que además, le diga: “No me condenes”.

Alfredo estaba hastiado de la vida, llama por teléfono y se queja ante el Pastor que estaba fastidiado de la vida y no confiaba en nadie porque se sentía defraudado, y que para él, la vida no tenía sentido, y pensaba suicidarse. El Pastor, lo escuchó con atención y le preguntó, si eso cambia las cosas y que la vida es de Dios. Él joven pregunta si había esperanza. El Pastor le presenta a Cristo y él joven le pide perdón y recibe a Jesucristo como Señor de su vida.

El mejor remedio contra el hastío y el tedio por la vida, es Dios, es volverse a Él de todo corazón y hacer las cosas por amor. Tener visión, pasión y deseos de hacer algo grande.

El autor Matthew dice: Se equivocaba Job al pensar que una persona que sufre no tiene ningún motivo para vivir, ya que en medio del sufrimiento podemos servir para la gloria de Dios.
La vida si tiene sentido. No es propiedad de los ricos, de los artistas famosos y de los grandes deportistas. La vida viene de Dios, y Él nos capacita para vivir con dignidad. Piénsalo...

REFLEXIÓN:

Ahora planifica tu vida y encuentra sentido a lo que haces. No te olvides de servir para la gloria de Dios
Share:
spacer

No hay comentarios: